Volveremos a pagar dividendo

0
66

El máximo responsable del grupo de ‘vending’ anuncia que un tercio de los ingresos vendrá de su nueva división de control y seguridad, tras comprar la alemana Primion. El presidente de Azkoyen defiende la última compra del grupo porque opera en un «negocio anticíclico y cuenta con un buen equipo gestor».

“Desde que el nuevo equipo gestor que represento entró en la compañía en el año 2004, establecimos una estrategia básica que era revisar el modelo de negocio; reduciendo las líneas de negocio de siete a cuatro”, señala Miguel Iraburu, presidente de Azkoyen. Tras cuatro años, la empresa navarra ha vendido las tres divisiones no estratégicas (cafeteras industriales, café en Portugal e instalaciones en el canal horeca –hoteles, restaurantes y catering–).

“En paralelo, se ha consolidado la apuesta por las otras cuatro áreas de desarrollo: medios de pago, vending; máquinas de tabaco (que es un generador de caja, que no requiere grandes inversiones, y pesa menos del 10% en las cuentas –y donde somos líderes europeos–); y el café (la marca Mocay es la más vendida en España en el sector horeca, aumenta su cuota de mercado y es muy rentable)”, comenta Iraburu.

La apuesta del grupo es “crecer y comprar empresas menores”, asegura su presidente. El año pasado, adquirió Coges en Italia en sistemas de pago; luego la fabricación de medios de pago del grupo Cirsa (GTD); y Coffetek en Reino Unido.

“A pesar de que hay alguna más en estudio, hace unos meses decidimos buscar otra línea estratégica en mercados de futuro implicados en nuevas tecnologías; que fuera anticíclica; con un equipo gestor bueno (al ser una actividad nueva para nosotros); y que tuviera un porcentaje elevado de ingresos recurrentes; y nos decidimos por el área de seguridad”, añade.

Primion
“La empresa más interesante de este sector era Primion Technology”, asegura el máximo responsable de la compañía con sede en Peralta. “Se trata de una empresa que está próxima a Stuttgart, tiene 400 empleados y va a facturar más de 60 millones de euros en 2008, con un ebitda (beneficio bruto de explotación) de ocho millones”, explica.

Azkoyen ha llegado a un acuerdo con el presidente y fundador, Heinz Roth, que controlaba el 29,11% del capital. Ambas partes han firmado varios acuerdos: comprar el 20,11% del capital, de manera que Roth retiene un 9%, sindicado a la posición de Azkoyen, que ha elevado su presencia hasta el 29,95%.

El grupo español ha decidido simultáneamente lanzar una opa sobre el 100% de Primion, que vale en bolsa unos 33 millones. “A efectos de consolidación, ya tenemos el control”, dice Iraburu sobre la compañía, especialista en el sector de sistemas de defensa y de seguridad y control integrado, y que tiene entre sus participadas a Digitek, empresa de Barcelona. “Es una pequeña multinacional”, apunta. “La sinergia más importante es comercial”, añade el directivo español, quien resalta que la adquisición se ha concretado a unas 6,5 veces el ebitda del grupo, “un buen precio”, asegura.La compra de Primion supondrá incrementar un 50% la facturación de Azkoyen, y que un tercio de sus ingresos de 2009 venga de control y seguridad. “Azkoyen va a competir con Siemens y Honeywell en este mercado”, comenta Iraburu. La empresa va a financiar la operación con un 4% de autocartera, tesorería propia y financiación bancaria de BBVA, Santander y CAN.

A finales de año, Azkoyen tenía 41 millones de deuda y más de 80 millones de fondos propios. “Además de la financiación bancaria para realizar más compras, que se ha dificultado en general, tenemos otras opciones, como ampliaciones de capital con prima, préstamos subordinados y emisiones de bonos convertibles”, apunta Iraburu.

Ibersuizas
El primer ejecutivo de Azkoyen se muestra satisfecho con la presencia del fondo español de capital riesgo Ibersuizas como accionista. Éste ha ido elevando su participación en el grupo, desde el 3% al 5%. “Es un accionista minoritario con vocación de ser algo más. Es una marca de prestigio con gestores de primera fila”, asegura.

Política de dividendos
“En cuatro años, hemos dirigido la empresa con reparto de acciones. Una vez hecha esta última adquisición, nos vamos a replantear volver a pagar dividendo, algo que vamos a llevar a nuestra próxima junta de accionistas de mayo de 2009”, sostiene Iraburu, para quien la evolución de la empresa en bolsa “no ha sido buena”. “Estamos en una situación en la que no se discrimina a las empresas que lo hacen bien. Los grupos pequeños son los más afectados cuando la bolsa baja, pero también suelen ser los primeros en salir de las crisis”, dice.

Impacto de la crisis
Sobre la crisis actual desatada en Estados Unidos y Europa, Miguel Iraburu, quien fuera primer ejecutivo del grupo de telecomunicaciones Auna, resalta que “Azkoyen es una compañía que identificó la coyuntura adversa actual hace ya muchos meses. La decisión que tomamos fue aprovechar las oportunidades que surgieran. El impacto de la crisis en nuestro balance es limitado y vamos a estudiar más compras”, asegura. “Si acaso, la división de ‘vending’, más ligada al consumo, podría ser la más afectada, “pero exportamos el 70% por lo que tenemos margen de maniobra”, añade. Sobre Alemania, sede de Primion, resalta que va a ser el país que antes va a salir de la crisis por su capacidad exportadora. “Es el mejor mercado de Europa”. La compra de Primion supondrá incrementar un 50% la facturación de Azkoyen, y un tercio de sus ingresos de 2009 vendrá del control y la seguridad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here