Eboca Vending inicia una campaña para acabar con la «mala leche en las empresas»

0
11

Eboca prevé crecer este año un 10% de la mano de nuevas instalaciones de máquinas de vending y de sus zonas de descanso innovadoras en las compañías que favorecen una mayor calidad de vida en el trabajo, además de por la consolidación de su marca en el mercado a través del lanzamiento de una nueva campaña para acabar con la «mala leche en las empresas».

 

La empresa tiene su principal radio de acción en la comunidad aragonesa, trabajando en compañías importantes de Zaragoza, además de en los hospitales Miguel Servet y Royo Villanova y en la Universidad de Zaragoza, entre otros emplazamientos.

Eboca apuesta por crear áreas de descanso innovadoras con las que se pretende mejorar la calidad de vida en el trabajo y que realmente se puedan establecer sinergias y mejores relaciones personales y laborales entre los empleados en torno a un café o a sus productos de las máquinas expendedoras en los que se está apostando por «incorporar productos saludables. Estamos introduciendo la fruta y también alimentos como el jamón».

Unos productos que se suman a los ya habituales en sus servicios de vending como el café gourmet o el café de comercio justo, que están presentes en más del 60% de sus máquinas, en las que también se aboga por el cuidado del medio ambiente utilizando vasos de papel.

Estos valores de la importancia del descanso y de la calidad de sus productos se quiere reforzar con una nueva campaña que Eboca va a lanzar para acabar «con la mala leche en la empresa literalmente y en un doble sentido. Queremos erradicarla porque en muchas máquinas de vending no se pone leche sino sucedáneos o preparados lácteos. En Eboca utilizamos 100% leche».

Acabando con esta «mala leche» se incidirá también en una mayor promoción de la calidad de vida en el ámbito laboral, apostando por transmitir y poner de manifiesto valores como el positivismo en el trabajo.

Un objetivo que se va a acometer de la mano de la campaña «Aragón necesita un Superhéroe», que Eboca está ultimando y que se centrará en elegir al «Capitán Cafeína», que será ese superhéroe. Es decir, se elegirá «al compañero de trabajo con el que todo el mundo quiere trabajar porque es alegre, positivo… y lucha contra la mala leche en la empresa», tratando de promover que la gente coopere más y sea más positiva.

Para hacer esta elección, se llevarán a cabo diferentes pruebas y retos que los candidatos a ser «Capitán Cafeína» deberán ir superando y tras los que obtendrán regalos. Los posibles superhéroes pueden ser de hospitales, universidades, empresas… incluso de lugares en los que no haya máquinas de vending de Eboca. Su ámbito territorial de desarrollo será Aragón.

Una nueva campaña con la que la empresa también quiere conseguir un mayor reconocimiento de su marca y que «piensen en Eboca en relación a las zonas de descanso, sepan que somos una empresa 100% aragonesa y conozcan la calidad de nuestros productos, pero con un toque de humor».

Eboca cerró el año 2014 con una facturación de 6 millones de euros. En la actualidad emplea a 45 personas y tiene su sede en Huesca, que inauguró en el año 2012, en la que cuenta con una superficie de 12.500 metros cuadrados.

fuente: elconomista.es