Café Fortaleza trae a Euskadi la primera máquina de vending con cápsulas

0
5

La compañía ha comenzado a instalar en empresas vascas su nuevo producto, que ofrece un café de alta calidad y donde los clientes pueden elegir entre cápsulas o grano tradicional

Las empresas vascas han comenzado a estrenar un nuevo producto que pese a su reciente lanzamiento se ha convertido en todo un fenómeno porque allá donde va, se queda. Se trata de la primera máquina de café de vending con cápsulas que llega a Euskadi y acaba de ser implantada por Café Fortaleza de la mano del fabricante Philips Saeco. La singularidad y principal ventaja por la que está triunfando en el territorio es que ofrece un café de alta calidad, personalizable, con un coste cero de instalación para las compañías y da siempre al consumidor la posibilidad de elegir entre cápsulas o el grano tradicional, según explica Iñaki Vidaurrazaga, director de Marketing de Café Fortaleza.

Algunas empresas vascas como la firma de transporte Azkar ya cuentan con esta máquina y desde el primer momento los empleados han mostrado su satisfacción por la excelente calidad y, como resultado, ha aumentado el consumo del café. Sin duda, además de tratarse de un buen producto influye el hecho de que Café Fortaleza ofrece gratis durante un mes la máquina para que puedan probarla las compañías interesadas. “Para las empresas no tiene ningún coste instalar nuestra máquina. Simplemente basta con llamar a su operador habitual o a Café Fortaleza y pedirla. Nosotros nos estamos encargando de todo”, precisa Vidaurrazaga.

Uno de los motivos por los que precisamente Café Fortaleza no había querido meterse en el sector del vending es por la mala imagen que se tiene al asociarse el café de máquina con la baja calidad. Ahora, sin embargo, al poder ofrecer un café en cápsulas que ofrece las garantías de la marca han decidido entrar de lleno tras recibir previamente en Euskadi peticiones por parte de habituales consumidores y empresas. No en vano, Vidaurrazaga señalas que “las empresas que están más interesadas son aquellas a las que realmente les importa su gente. Porque saben que el ‘momento café’ es muy importante para desconectar e incluso para compartir y generar nuevas ideas. Se dice que la gente feliz es más productiva en el trabajo”.

Para la puesta en marcha de su nueva máquina decidieron contar con Philips Saeco, líder internacional en máquinas de café de alta gama que está seleccionando en diferentes países marcas cafeteras de prestigio. “Hemos hecho una alianza en la que ellos producen las máquinas y nosotros tostamos el café, siempre con el objetivo de ofrecer la mejor calidad a nuestros clientes más exigentes”, destaca Vidaurrazaga. La máquina está pensada para un consumo de 50 o más cafés diarios. Pero Café Fortaleza ya está trabajando en el desarrollo de una máquina más pequeña que pueda encajar mejor en el caso de las pequeñas y medianas empresas de Euskadi.