Bon Preu instalará una red de tiendas automáticas

0
61

 

El grupo familiar estrena en el Passeig Valldaura de Barcelona una iniciativa que, si tiene éxito, podría extender a toda la cadena.

Bon Preu ha puesto en marcha un nuevo proyecto empresarial orientado a ampliar los servicios que ofrece a sus clientes: El Súper sempre obert. El grupo de distribución de Osona se ha lanzado a la creación de una red de tiendas de conveniencia automáticas que permitirán realizar la compra a cualquier hora del día y cualquier día del año.

El primer supermercado 24 horas de la cadena acaba de estrenarse en el Passeig Valldaura, en el distrito de Nou Barris de Barcelona, donde la compañía posee un establecimiento con la marca Esclat.

El súper automático está integrado en la fachada del edificio y permite adquirir hasta doscientos productos distintos tanto de alimentación como de droguería: desde agua a pañales, pasando por platos preparados y artículos de bazar. “Con la máquina puedes comprar una cesta de productos muy diversa que satisface cualquier tipo de compra de urgencia”, explican fuentes de Bon Preu.

Para poner en marcha el proyecto la cadena familiar se ha aliado con la empresa A Todas Horas, propietaria de la tecnología e impulsora de este nuevo canal de negocio para los supermercados. A Todas Horas se encarga de vender e instalar la tienda automática, que requiere una inversión de 50.000 euros.

El objetivo de Bon Preu es poner en marcha entre tres y cinco supermercados automáticos en una primera fase. Se trata de realizar una prueba piloto “significativa” que permita a la cadena evaluar la aceptación de la iniciativa, que puede atraer a nuevos consumidores y fidelizar también a los actuales clientes. “No vamos a quedarnos con una sóla tienda; si vemos que resulta interesante extenderemos la idea al resto de nuestra red de establecimientos”, apunta Bon Preu.

Pantalla táctil
La cadena instalará las nuevas tiendas de conveniencia en supermercados Bonpreu o hipermercados Esclat que se encuentren en zonas urbanas con elevada densidad o que cuenten con un público potencial adecuado al nuevo canal de venta. Otro factor determinante para elegir los establecimientos será la disponibilidad de espacio suficiente para emplazar la máquina.

La compra en los nuevos supermercados automáticos se realiza a través de una pantalla táctil en la que se pueden visualizar las fotos de los artículos, como ocurre con las tiendas en Internet. Una vez seleccionados los productos el cliente debe realizar el pago, en efectivo, y automáticamente la maquinaria se pone en marcha para entregar el pedido en una bandeja, además de dispensar bolsas de plástico.

Se trata de un sistema mucho más evolucionado que el de las tradicionales máquinas de vending, ya que la máquina alberga en su interior una especie de almacén inteligente que utiliza también la robótica.

Bon Preu, dirigido por Joan Font, cerró su último ejercicio fiscal en febrero con una facturación de 475,3 millones, un 8% más. El grupo cuenta con 115 tiendas: 69 supermercados Bonpreu, 25 hipermercados Esclat y 21 supermercados Orangutan.

A Todas Horas, el socio tecnológico
Con sede en Barcelona, A Todas Horas es una empresa propiedad de tres socios que desarrolló y patentó la tecnología de supermercados automáticos con el objetivo de abrir franquicias con su propia marca.

La empresa dio un giro a su estrategia al apostar por vender el equipo directamente a compañías interesadas en explotarlo, según Lluis Borrell, uno de los socios. La firma ya ha vendido 25 máquinas en España y acaba de abrir su primera parafarmacia automatizada en Vilanova i la Geltrú.

Fuente: expansión

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here